¿Cuándo ir a terapia?

No existen buenas o malas razones para decidir acudir a terapia:

  1. Situaciones puntuales como pérdida de empleo, una ruptura sentimental, la muerte de un ser querido o una experiencia traumática que nos ha marcado.
  2. Relaciones problemáticas o conflictos en el terreno familiar, personal o laboral.
  3. Manejo de síntomas limitantes como ansiedad, depresión, ataques de pánico, miedos y fobias.
  4. La sensación de estar atravesando una crisis vital, experimentar sensación de caos, vacío, insatisfacción o falta de sentido.
  5. Búsqueda de apoyo y orientación en contextos de enfermedad como un diagnóstico reciente, la adaptación a una enfermedad crónica, cuidado de pacientes y/o familiares
  6. Crecimiento personal

Llámanos al 620 914 126 o escríbenos un email a consultas@eirapsicoterapia.es y habla con nosotros. Podemos ayudarte.